Traducción Jurada

Con el término de traducción jurada, nos referimos a aquella traducción de documentos escritos en lengua extranjera que se realiza para que tenga algún efecto legal ante un determinado organismo oficial. En España, toda traducción jurada siempre ha de ser certificada por un traductor-intérprete jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC), quien la firma y sella con su sello oficial. Es necesario, además, que en la última página de la misma traducción se haga contar una certificación que acredite su carácter de traducción jurada y documento oficial.

 


¿En qué se diferencia una traducción ordinaria de una jurada?

Una traducción ordinaria o simple es una traducción que no tiene un carácter oficial y puede realizar un traductor que sea nativo en el idioma al que se vaya a traducir, pero este no tiene por qué ser en ningún momento un traductor-intérprete jurado, ni tener titulación similar. Este tipo de traducciones son las más frecuentes y se pueden encontrar en muchos ámbitos, tales como el financiero o técnico, donde se busca una terminología y un vocabulario más específicos que se adapten y adecuen más a la lengua de destino de la traducción.

Por lo contario, como se menciona anteriormente, la traducción jurada tiene que ser en todo momento verificada por un traductor-intérprete jurado, quien la certifica y, por lo tanto, se hace responsable de manera jurídica de que su contenido sea correcto, pero sobre todo de que sea veraz y fiel conforme al texto original que se traduzca. Una característica particular además de la traducción jurada es que esta debe ser expedida en papel y debe ser entregada de tal manera con la certificación del traductor, y con su firma y sello.

En cualquier caso, sea la traducción ordinaria o jurada, esta debe llevarse a cabo por profesionales que tengan dominio del idioma tanto del de origen como del de destino, y que tengan un gran conocimiento de la temática o sector que la traducción trate para lograr un mejor resultado.

 



¿Cuándo es necesaria una traducción jurada? ¿Con qué tipo de documentos?

Según la legislación española, es necesario que todos los documentos que se encuentren en otra lengua que no sea el castellano y deban surtir efecto legal en España vayan debidamente acompañados de la correspondiente traducción jurada. Esta debe incluir la firma y sello del traductor y, en ocasiones, dependiendo del país de origen y finalidad, una apostilla.

Las traducciones juradas, por lo tanto, son indispensables en los procesos administrativos y jurídicos a la hora de aportar o presentar documentos ante autoridades y organismos de la administración pública, así como ante centros de estudio como universidades, bancos o entidades financieras, tribunales, juzgados, entidades internacionales y muchos otros. En este sentido, se realizan traducciones juradas de documentos tales como títulos y expedientes académicos, certificados de antecedentes penales, documentos de identidad, pasaporte, libros de familia, carnets de conducir, escrituras y poderes notariales, etc.

Suelen encontrarse también traducciones juradas en el ámbito corporativo y profesional, donde muchas veces se solicitan traducciones juradas de documentos de empresa como, por ejemplo, de contratos entre dos sociedades, para los que se requiere una traducción de lo más veraz e imparcial.

 


 

¿Quién puede realizar una traducción jurada?

Las traducciones juradas sólo y únicamente pueden ser realizadas por traductores que tengan el título de traductor-intérprete jurado otorgado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC), el cual los habilita a traducir de una lengua extranjera a una de las lenguas oficiales del Estado español y viceversa. Al no ser funcionarios públicos y sin contar con una plaza oficial, los traductores-intérpretes jurados cuentan con la autorización del MAEC y pueden ejercer su profesión de manera independiente o autónoma o trabajando en una empresa privada.

 


¿Qué servicios te podemos ofrecer en Clinter?

En Clinter, desde nuestros comienzos, hemos apostado por la traducción jurada como servicio estrella y actualmente realizamos traducciones juradas, inversas y directas, en todos los idiomas para los que contamos con un intérprete jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Según la legislación vigente, estas traducciones constituyen documentos públicos y tienen carácter oficial.

Disponemos además de glosarios terminológicos de diversos sectores y ámbitos que nos ayudan a encontrar el vocabulario y lenguaje más apropiados para lograr una traducción correcta y de la mayor calidad posible.

 

¿Por qué nosotros?

En plantilla, contamos con traductores e intérpretes jurados con muchos años de experiencia que han sido nombrados por el Ministerio Español de Asuntos Exteriores y están preparados para ofrecer un servicio de calidad. Nuestras tarifas, además, son las más competitivas del mercado, adaptadas a las necesidades de cada cliente, y nos aseguramos en todo momento de los plazos de entrega se cumplan al 100% y de que el cliente reciba la traducción en el modo o manera que este prefiera.

 

¿Cuál es nuestra experiencia en traducción jurada?

Con más de 175 años en el sector, hemos proporcionado servicios de traducción jurada a miles de clientes en España, pero también en el extranjero, siempre garantizando la mayor calidad y el mejor resultado posible.

A nivel de empresa, hemos trabajado también con organizaciones públicas y privadas tanto a nivel nacional como internacional, entre las que se encuentran la empresa de infraestructuras Ferrovial, el Ministerio de Justicia, la empresa de construcción Dragados y la aerolínea marroquí Royal Air Maroc, por ejemplo.

 

¿Cuáles son nuestros sectores y campos de especialización?

Nuestro equipo de profesionales totalmente disponible

  Nuestras Certificaciones de Calidad

AZUL ISO 17100-modelo2-1
iso9001-
serv trad

  Las Asociaciones a las que pertenecemos

1LogoANETI300
ASPROSET2
Elia_Logo_positiv_rgb
gdpr